Seleccionar página

Los científicos han probado artículos de uso diario para encontrar la mejor opción que nos proteja contra el coronavirus. Fundas de almohadas, franela y bolsas de aspiradora plegadas estilo origami son algunas candidatas. Credit…Samuel Aranda para The New York Times Tara Parker-Pope Por Tara Parker-Pope 18 de abril de 2020 Read in English Regístrate para recibir nuestro boletín por correo con lo mejor de The New York Times. Los funcionarios de salud federales recomiendan que cubramos nuestros rostros con algo de tela durante la pandemia del coronavirus. Sin embargo, ¿qué material brinda la mayor protección? Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por su sigla en inglés) de Estados Unidos han publicado un modelo de cubrebocas sin costuras que puede armarse con una pañoleta y un filtro de café, así como un video que muestra cómo elaborar cubrebocas con bandas elásticas y pedazos plegados de telas que puedes encontrar en tu casa. Si bien cualquier cosa que cubra nuestro rostro puede reducir la propagación del coronavirus, ya que bloquea los gérmenes que salen a través de la tos o los estornudos de una persona infectada, los expertos dicen que hay mucha variación en la manera en que un cubrebocas casero puede proteger al portador de los gérmenes entrantes, dependiendo de la calidad del material y cómo se ajusta al rostro. Científicos de todo el mundo se han dado a la tarea de identificar los materiales de uso diario que filtran mejor las partículas microscópicas. En pruebas recientes, los filtros de aire HEPA dieron buenos resultados, al igual que las bolsas para aspiradoras, las capas de fundas de almohada de 600 hilos y las telas similares a las pijamas de franela. Las torres de filtros de café dieron resultados medianamente buenos. Las bufandas y las pañoletas rindieron los peores resultados, aunque sí detuvieron un pequeño porcentaje de partículas.